domingo, 7 de septiembre de 2008

El chico que me dejaba su saco de dormir abierto




Por dejarme el saco de dormir abierto en las jornadas cuando mi hermana me robaba el mio y tenía que dormir en el suelo.
Por hacerme pechugas con salsa de ajo.
Por brindar con 9 Rusos a las tantas de la mañana los dos solos.
Por no quitarte la braga de la cabeza ni para bañarte.
Por decirme que esa chica no me convenía.
Por hacerme ver siempre "Reservoir Dogs"y "Miedo y Asco en Las Vegas".
Por conseguir que no pueda quitarme de la cabeza "Stuck in the middle with you"
Por bajar patinando al opencor a comprarme tónicas.
Por dejarme dinero.
Por seguirme a antros de corrupción homosexual catalanes.
Por ver fuegos artificiales en tu azotea.
Por El Mal.
Por hablar de forma inteligible para todos excepto para mi.
Por presentarme personas a menudo deleznables en ocasiones fascinantes.
Por esos viajes a Picassent a hacer nada.
Por luchar para que me importaran las personas.
Por reirte como un idiota ante la mínima ocurrencia.
Por Pamplona.
Por ese stand de pirograbados con mi portatil sobre la mesa.
Por mi IPod con tus altavoces portátiles.
Por beber Ballantines siempre que el bolsillo lo permitía.
Por no importarte que todos te despreciaran.
Por no importarte que yo te despreciara.
Por fascinarte todo aquel que yo te presentaba.
Por que te resbalaran mis insultos.
Por el fuet.
Por soportar y disfrutar de mi acidez verbal crónica.
Por ese Vodka "Eristoff" con limón mas malo que un cancer.
Por dejarme llamarte "Pepi, Pepa, Sparky, Flifly, Pepinote, Pippin" y todos esos apodos denigrantes.
Por no saber tocar el puto bajo (con lo fácil que es, inútil).
Por ponerte a jugar a Magic en medio de la plaza del Carmen (odiaba cuando lo hacías).
Por ver la segunda temporada de Héroes semana a semana al ritmo americano.
Por venirte patinando hasta plaza Honduras cuando yo vivía allí solo para ver "Las aventuras del Barón de Munchausen"
Por Zoltan.
Por el Bar Luan, el mejor café mañanero y las conversaciones mas sinceras y absurdas.
Por prestarme series de anime malísimas.
Por intentar zumbarte al primer ser humano razonablemente femenino que se te acercara.
Por no quitarte la cruz de Blanca desde que te conozco.
Por Lorena "True".
Por no rendirte.
Por odiar a los homosexuales o bisexuales y tratarlos como si fueran leprosos.
Por no dejarme huir a la mínima.
Por haber estado allí siempre que lo necesité.


Cosas malas, cosas buenas y sobretodo cosas simbólicas, por todo eso, por este tiempo desde que intentaste cicutriñarte a mi hermana en las jornadas de Picassent y te odié instantaneamente, por esas noches extrañas y por ser tú, alguien único e inimitable (con todo lo bueno y sobretodo con todo lo malo que eso conlleva) y disfrutar de tu ridícula manera de ver el mundo a cada segundo...

Muchas gracias, y perdon por las molestias ocasionadas. esta vez soy yo el que dice que fué un placer.

De verdad, lo siento Pepe. Siento como han ido las cosas, y aunque no se lo crea la gente, siento haberte perdido.

Agur.

2 comentarios:

nezha dijo...

noto cierta aura de arrepentimiento...

link

¿Sabes lo que decían Henry Ward Beecher del arrepentimiento? Que es el otro nombre de las aspiraciones.

hay un proverbio árabe que dice "el arrepentimiento por haber callado es mejor que arrepentirse de haber hablado". Quizá deberías aplicarte el cuento.

Y tu y yo ya hablaremos, que me he enterado de unas cosas que no me han gustado nada.

Shiroko dijo...

"Reservoir Dogs" y "Miedo y Asco en Las Vegas". Las únicas películas que vi por primera vez con vosotros. T__T